Alemania se prepara para un posible racionamiento del gas en caso de que se interrumpan completamente las entregas desde Rusia y en previsión de no poder llenar los depósitos antes de que llegue el otoño. El Gobierno alemán ha elevado este jueves a una segunda fase el nivel de alarma tras los recientes recortes en el suministro de gas, que han reducido a poco más de un tercio la cantidad de hidrocarburo que llega por el principal gasoducto que todavía está operativo, el Nord Stream 1.

Seguir leyendo

El ministro de Economía y Clima, Robert Habeck, anuncia que el hidrocarburo se ha convertido “en un bien escaso” y pide a los alemanes que ahorren en la medida de sus posibilidadesLeer más

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *