Si no fuera una característica tan reconocible en los retratos de Francis Bacon (Dublín, 1909-1992), esos rostros distorsionados como amasijos de carne viva, podría pensarse que el pintor destilaba un odio anticipado en la imagen que esbozó de su amigo, y también artista, Lucien Freud (Berlín, 1922-2011). La galería Sotheby´s de Londres ha vendido este miércoles por 43 millones de libras (50 millones de euros), la mayor puja realizada en el mercado del arte londinense en la última década, el Estudio Para Un Retrato de Lucien Freud. El precio después del martillazo fue de 37,5 millones de libras (43,5millones de euros), a lo que hay que sumar las comisiones.

Seguir leyendo

La obra, en manos de un coleccionista privado, llevaba medio siglo sin ser exhibidaLeer más

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *