El desmoronamiento del Gobierno de Boris Johnson y la caída del primer ministro británico, el tercero desde el referéndum del Brexit en 2016, ha dejado en la UE el regusto de una historia interminable, bochornosa y repetitiva. Bruselas contempla entre la impaciencia y el sarcasmo la hecatombe política que sufre Londres desde que se puso en marcha la salida del país de la UE, una ruptura que parecía llamada a erosionar los cimientos del club comunitario y que, en cambio, ha provocado la implosión de un Gobierno británico tras otro y ha potenciado unas fuerzas centrífugas en Escocia e Irlanda del Norte con posibilidades de reventar la integridad del Reino Unido.

Seguir leyendo

Bruselas ya no consideraba fiable al primer ministro británico, al que ha acusado de romper unilateralmente los acuerdos del Brexit en lo relativo a Irlanda del NorteLeer más

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *