La sombra de Rusia ha irrumpido en la política italiana, azuzando aún más la ya de por sí agitada campaña electoral. Una conversación entre un diplomático ruso y un dirigente de La Liga ha avivado la idea de que Moscú podría haber influido en la caída del Gobierno de unidad nacional encabezado por Mario Draghi. Esta sospecha se ve reforzada por el hecho de que los tres partidos que acabaron con el primer ministro —La Liga de Matteo Salvini, Forza Italia de Silvio Berlusconi y Movimiento 5 Estrellas (M5S)— tienen, cada uno a su manera, vínculos con el Kremlin.

Seguir leyendo

La revelación de contactos entre un diplomático ruso y la Liga de Matteo Salvini para saber si el partido iba a dejar caer el Gobierno agita el clima políticoLeer más

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *