La flamante presidenta de la Cámara Baja, primera mujer en ser electa para el cargo, destacó su «responsabilidad adicional por ser mujer» y anticipó que no gobernará con sus «hormonas», sino que lo hará con su «cabeza y convicciones».La flamante presidenta de la Cámara Baja, primera mujer en ser electa para el cargo, destacó su «responsabilidad adicional por ser mujer» y anticipó que no gobernará con sus «hormonas», sino que lo hará con su «cabeza y convicciones».Leer más

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *