Pide una bebida fría y se enfrasca en una discusión por WhatsApp con un Gobierno europeo por los intereses de la UE en Oriente Próximo. Josep Borrell (La Pobla de Segur, 75 años) viene de una cumbre en Camboya, para apenas dos días en San Lorenzo de El Escorial y va camino de Santander y la inevitable Bruselas. El jefe de la diplomacia europea arranca una larga conversación con El PAÍS en la mesa de un restaurante a dos pasos de la tumba de Felipe II con un dibujo esquemático de las tres grandes incertidumbres globales: “Ucrania, el estrecho de Formosa [entre Taiwán y China] y el avispero de Oriente Próximo”.

Seguir leyendo

El jefe de la diplomacia europea reclama a España “solidaridad” con los países más dependientes del gas ruso y pide un compromiso de todos los partidos con el ahorro energéticoLeer más

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *