El público adicto, que fue incrementándose con el correr de los años, celebra una nueva puesta en escena que marca el regreso del grupo español. Según sus responsables, la pieza es «una metáfora de la vida como combate, en donde los tres actores clásicos de La Zaranda, su núcleo duro, son los restos de un ejército en desbandada, en esta guerra sin cuartel que dura ya más de 40 años».El público adicto, que fue incrementándose con el correr de los años, celebra una nueva puesta en escena que marca el regreso del grupo español. Según sus responsables, la pieza es «una metáfora de la vida como combate, en donde los tres actores clásicos de La Zaranda, su núcleo duro, son los restos de un ejército en desbandada, en esta guerra sin cuartel que dura ya más de 40 años».Leer más

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *