A un historiador como Michel Goya, la guerra en Ucrania le recuerda a las trincheras inamovibles de la Primera Guerra Mundial. Este coronel retirado del Ejército francés, investigador de la Fundación para la Investigación Estratégica, indica en un ensayo publicado este verano que el conflicto, que cumple ahora medio año activo, está estancado en un frente de 1.300 kilómetros que a duras penas se mueve. Goya prosigue que para salir del bloqueo actual “no hay otra solución que romper el equilibrio con la incorporación masiva de nuevos recursos, y con innovación”. Para intentar desequilibrar la balanza, Kiev quiere pasar de una posición defensiva a apostarlo todo al enfrentamiento con el invasor.

Seguir leyendo

Zelenski tiene el apoyo de sus aliados internacionales para mantener el pulso a Putin hasta que abandone todos los territorios ocupadosLeer más

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *