Aparece Dios en un refrán y se impone lo inapelable. Cientos de refranes lo tienen como Protagonista, hasta para criticarlo (Dios escribe derecho con líneas torcidas). ¿Pero quiénes serán “ellos” en este caso? Si Dios los crió, se supone que se juntarán para algo bueno. ¿O no necesariamente?Aparece Dios en un refrán y se impone lo inapelable. Cientos de refranes lo tienen como Protagonista, hasta para criticarlo (Dios escribe derecho con líneas torcidas). ¿Pero quiénes serán “ellos” en este caso? Si Dios los crió, se supone que se juntarán para algo bueno. ¿O no necesariamente?Leer más

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *