La actividad no sólo se ofrece en zonas de montañas y sierras sino que se ha extendido a humedales y también a ciudades como Buenos Aires, Córdoba y Mendoza. La observación se realiza en instalaciones específicas, como los planetarios y observatorios, o en parques y plazas.La actividad no sólo se ofrece en zonas de montañas y sierras sino que se ha extendido a humedales y también a ciudades como Buenos Aires, Córdoba y Mendoza. La observación se realiza en instalaciones específicas, como los planetarios y observatorios, o en parques y plazas.Leer más

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *