La central nuclear más grande de Europa, la de Zaporiyia, continúa estando en el centro de combates y de fuego de artillería entre los ejércitos ruso y ucranio que hacen temer una fuga radiactiva peor que las de Fukushima, en 2011, y Chernóbil, en 1986. Fuentes ucranias acusaron este lunes a las fuerzas rusas de bombardear Energodar, en la orilla oriental del río Dniéper (sureste de Ucrania), donde se encuentran las instalaciones, mientras que Moscú asegura que Kiev ha intentado atacar la central con un dron. Mientras prosiguen los combates de los que ambos bandos se culpan mutuamente, una misión de la agencia nuclear de Naciones Unidas, el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), se dirige ya a Zaporiyia, donde se espera que llegue esta semana, para evaluar los daños sufridos por las instalaciones. Este lunes, el ejército ucranio ha anunciado que ha lanzado una ofensiva en “muchos frentes” del sur y que ha conseguido romper una primera línea de defensa de las tropas rusas en la provincia de Jersón.

Seguir leyendo

Ucrania anuncia el inicio de una contraofensiva para recuperar terreno en la provincia de JersónLeer más

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *