Michelle Bachelet ha puesto punto final este miércoles a su mandato como Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU soltando una bomba: el informe sobre la región china de Xinjiang, donde la minoría musulmana uigur, mayoritaria en la zona, ve violados sus derechos fundamentales por el régimen de Pekín. La publicación del informe ha motivado una airada protesta de China, que asegura que puede dañar su cooperación con Naciones Unidas. Las conclusiones del informe, fruto de una larga investigación independiente, son que China pudo cometer crímenes contra la humanidad contra los uigures y otras minorías étnicas musulmanas al aplicar políticas que implicaron detenciones arbitrarias masivas y otros graves abusos. La práctica sistemática de la represión por parte del régimen de Pekín provocó “la privación de libertad a gran escala” de esas minorías al menos entre 2017 y 2019.

Seguir leyendo

Bachelet se despide como responsable de Derechos Humanos del organismo con la publicación de un informe independiente que Pekín tilda de farsa organizada por OccidenteLeer más

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *