Argentina ha vivido este jueves uno de los episodios más funestos de su democracia reciente. Un hombre armado ha intentado asesinar a la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner. Poco después de las nueve de la noche, el atacante, de nacionalidad brasileña, apuntó con una pistola cargada a la cabeza de la expresidenta, mientras esta trataba de esquivar una multitud para entrar en su domicilio. El presidente, Alberto Fernández, confirmó que el arma estaba cargada con cinco balas, pero no funcionó. La imagen del hombre colocando la pistola frente a la cara de la vicepresidenta fue captada por las cámaras de televisión y ha dado la vuelta al mundo en cuestión de minutos y ha suscitado el repudio de los principales líderes de América Latina. El intento de magnicidio eleva al máximo la tensión en Argentina, que atraviesa uno de los momentos más complicados de los últimos años después de la petición de cárcel para Fernández de Kirchner y la división que ha generado en la sociedad.

Seguir leyendo

El atacante, de nacionalidad brasileña, se camufló entre la multitud frente al domicilio de la vicepresidenta para disparar contra ellaLeer más

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *