Las cámaras en los teléfonos inteligentes han sido el componente más disruptivo de este dispositivo desde su llegada al mercado: se calcula que un 91 % de las fotografías tomadas en todo el mundo proviene de los móviles, relegando a las cámaras tradicionales a un perfil de uso residual y de nicho. Y este dominio no deja de crecer, ya que se espera que se alcance en 2023 el 93 %, arrinconando más, si cabe, a las cámaras dedicadas.

Seguir leyendo

La potencia de los procesadores de los teléfonos, los algoritmos y la sofisticación de los dispositivos ofrecen más funciones, como comparar precios de productos, por ejemploLeer más

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *