La diplomacia de Estados Unidos, Europa, China, Rusia y Jordania se unieron para pedirle moderación a Benjamin Netanyahu.Los peligros de una respuesta que podría desatar un conflicto regional de rumbo imprevisible. 

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *