Centrarse en el desastre no ha cambiado la trayectoria del planeta. ¿Podrá un enfoque más optimista mostrar el camino a seguir? 

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *